Estoy trasplantado/a ¿Puedo tener animales?

Suscríbete al canal por correo electrónico y te mandamos la contraseña de suscriptor

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

¿Un trasplantado puede tener animales de compañía?

Después de un trasplante, sea de un órgano, células o médula el cuerpo queda muy dedil muy las defensas muy bajas debido a la cantidad de medicación que los médicos suministran para proteger el órgano trasplantado del rechazo. Como consecuencia de esta debilidad los trasplantados son más propensos a coger cualquier enfermedad, por eso en muchos hospitales o países como Latinoamérica se recomienda al menos tres meses de aislamiento domiciliario, en España por ejemplo después del trasplante se recomiendo pasar tres meses con mascarilla fuera del domicilio y evitar transitar lugares donde pueda haber afluencia de gente, en caso de no poder evitarlo, siempre se usaría mascarilla.

Los primeros tres meses es recomendable no estar en contacto con los animales

Perros, Gatos, Pájaros, etc.… son portadores de enfermedades, durante el periodo de tres meses es la etapa más delicada del trasplante y debido a eso no es recomendable vivir con mascotas. En caso de tener dichas mascotas y no poder dejar en una guardería o un familiar durante los tres meses recomendables, la convivencia entre la persona trasplantada y las mascotas deberá ser mínima, por ejemplo, la mascota no deberá estar en los lugares de la casa que frecuenta la persona trasplantada.

Siempre se han de tener los animales vacunados, desparasitados y con revisiones veterinarias frecuentes con el fin de detectar a tiempo cualquier enfermedad y que esta no pase a las personas y muchos menos a las trasplantadas.

¿Después de los tres meses de prevención ¿es posible tener animales?

Una vez pasados los tres meses del trasplante el organismo del trasplantado está más preparado para la vida normal, dejara el aislamiento y podrá transitar por lugares públicos son mascarilla, esto favorece también a la convivencia con los animales que podrá ser igual a la que antes tenía la persona trasplantada con su mascota, eso sí, evitando los lamidos en la piel o boca y lavando las manos después de estar en contacto con los animales, es importante evitar contacto directo con las defecaciones de las mascotas, siempre usar guantes y después lavarse bien las manos.

Siguiendo unas buenas pautas de higiene y prevención de enfermedades la convivencia entre mascotas y trasplantados es totalmente posible, siempre consultando al doctor que trata nuestro trasplante ya que ellos siempre van a aconsejar y velar por la salud del órgano trasplantado.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*